Los conos de advertencia cuentan con un letrero superior (removible) en color rojo con gráfico en negro.

Son apilables retirando el letrero superior y cuentan con dos orificios para la colocación de cadenas plásticas en el caso de necesitar cercar el área.

Los hay de dos tamaños distintos.